Hoy quiero hacerles una confesión

julio 13, 2020

Hace años que estudio la teoría y práctica del humor y he descubierto que no tengo tolerancia a las situaciones aburridas😒

En ComedyCorp trabajo con personas que me caen bien (incluso clientes) y con quienes sé que voy a reírme. En las conversaciones siempre estoy buscando el lado divertido y si no lo hay, intento crearlo😁

Cuando una conversación es aburrida pierdo el hilo🤷‍♀️ y trato de llevarla hacia el humor haciendo preguntas y/o dando mi punto de vista. En casos extremos, he llegado a cambiar de tema radicalmente (esto ya ha sido mi último recurso, por favor usted no lo haga)🤭

¿Y qué logro con ésto? Reírme, pasarlo bien y que las cosas fluyan. Pero también creo que he evadido situaciones más “serias” o difíciles que son necesarias 😐

Cómo lograr el equilibrio? Mi ejercicio es preguntarme si estoy aplicando humor o evadiendo por miedo a enfrentar un problema. A veces la respuesta no me gusta, pero es la verdad🤷‍♀️

En este sentido, considero que el humor es un excelente barómetro de tu situación emocional y es muy importante ponerlo en práctica para identificar qué estoy sintiendo.

Algunos de ustedes ha tenido esta sensación alguna vez? 🤔

    Deja un comentario